5 de noviembre de 2010

Los dioses deben estar locos

Encharcado de sudor, así me he levanto esta mañana. Me acuesto con la calefacción encendida, con una muy buena sensación térmica que hace que mi sueño sea placentero, y me levanto entre jadeos y con los poros más abiertos que las piernas de Flor, la concursante expulsada ayer de forma disciplinaria en Gran Hermano. Ya no sé qué hacer.

Por las noches, a partir de las 8 de la tarde, la temperatura baja en picado y no es aconsejable ir dando tumbos sin la chaqueta. En cambio, por la mañana con una camiseta de manga corta hay más que suficiente. Incluso no sería disparatado vestir sandalias y pantalón corto, puesto que éstas no parecen las temperaturas de un mes como Noviembre. Normal que por televisión salgan cada 2 o 3 días viejunos bañándose en las playas y soltando alegremente un "¡el agua está mú güena!".
Así que, por si las moscas, ya he ido a por unos cuantos fármacos para metérmelos en vena al primer estornudo que me venga. Que las amenazas de resfriados están a la orden del día, y no tengo gana ninguna de ir soltando mucosidades por la nariz como si de una fuente me tratara.

Así que... ¡al rico Frenadol!

4 comentarios:

garbi24 dijo...

sembla ser que la propera setmana estarem en ple hivern...haurem de mirar de tenir-la a dins

_MeiA_ dijo...

Això és l'estiuet de Sant Martí!!
Ja tindrem temps de passar fred, boires, glaçades... l'hivern és molt llarg, i més per terres osonenques.

Sirvi dijo...

A mí me pasa iguaaaaaal... así que he optado por pasar del tiempo y ponerme ropa de invierno sí o sí. Qué ganas de que llegue el frío ya!

Xavi dijo...

Fíjate si estoy tarado que me pongo la ropa de invierno solamente porque es el tiempo.
¿Y eso del "rico" Frenadol? Es la peor mierda que te puedes tomar estando resfriado. No discuto sus resultados, pero no me negarás que aún estando resfriado y no sintiendo demasiado el sabor, sabe a rayos, ¡perra!