10 de diciembre de 2010

Crítica (VI): Toy Story 3

Cuando escribo una de mis churro-críticas en el blog, normalmente hago un pequeñito esquema en una hoja de papel de lo que va a ser la crítica en sí, a la vez que anoto algunos comentarios que me gustaría citar o desarrollar a lo largo de la entrada. No es que mis críticas sean profundas o extensas, pero el hacerlo me ayuda a ordenar mis ideas. Hasta hoy, porque pese a haber apuntado unas cuantas cosas, no sé como comenzar.

Podría empezar reivindicando el cine de animación como un género para cualquier tipo de persona, independientemente de su edad. Luego continuar diciendo que la película se apoderó de mi corazón y absorvió mis sentimientos de forma totalmente abrumadora. Y concluir comentando que lloré en varias ocasiones, empapado por la nostalgia, el asombro, y por las ilusiones que la película refleja y catapulta. Porque Toy Story 3 no es una simple película de animación. Es, almenos para un servidor, una auténtica obra maestra.

Photobucket

En esta ocasión, nuestros amigos están preocupados ante su incierto futuro ya que Andy, su dueño, ya no es un niño y se prepara para ir a la universidad. Pero, cuando debido a un malentendido, se encuentran en un lugar que desconocen por completo, comprenderán que su aventura acaba de empezar. Así da comienzo este film, al que no le falta ni le sobra nada.

Una portentosa narración, una maravillosa forma de presentar y desarrollar los personajes, secuencias memorables... y el "Hay un amigo en mí" sonando a los pocos minutos y provocando que me tuviera que secar las lágrimas. Proceso que debería repetir posteriormente en alguna ocasión más. Y no sólo lágrimas de tristeza o de melancolía, sino también de emocion y de felicidad con el devenir de los acontecimientos.

Porque como ya vimos anteriormente en Up, su exponente más claro (sólo hay que ver sus 15 primeros minutos), el estudio Pixar ha sabido cargar de emotividad los diálogos y situaciones, y dotar a sus personajes de una vida y humanidad fuera de lo común en los films de animación. De ahí que lo que 15 años atrás parecían ser solo unos simples muñecos digitalizados, se hayan acabando convirtiendo en unos seres absolutamente entrañables.

Photobucket

Me atrevería a decir que Toy Story es la mejor trilogía que, hasta la fecha, haya tenido el gusto de ver. Cine de animación, pero cine en estado puro, con unos personajes redondos que evolucionan magistralmente a lo largo de las tres partes.

Woody, Buzz, Mr. Potato, Rex, Hamm, Slinky... esta película se convierte, entonces, en el adiós a esta pequeña-gran familia. Porque las lágrimas vertidas a lo largo del film no son sólo fruto de sus virtudes, sino también del hecho de saber que cuando esta tercera parte acaba no habrá más posibilidades de volver a saber de ellos. Éste es su final. Su gran, magnífico, y apoteósico final. Uno de los mejores broches de oro que cabría esperar para la franquicia estrella de Pixar.

Photobucket

Hasta siempre muchachos.

Nota: 10

FICHA DE LA PELÍCULA
Título original: Toy Story 3
Año: 2010
Duración: 103
País: Estados Unidos
Género: Animación / Fantasía / Aventuras
Director: Lee Unkrich
Guión: John Lasseter, Andrew Stanton, Lee Unkrich
Música: Randy Newman
Reparto (Voces): Tom Hanks, Tim Allen, Joan Cusack, Ned Beatty, Don Rickles, Michael Keaton, Wallace Shawn, John Ratzenberger, Estelle Harris, John Morris, Jodi Benson, Emily Hahn

5 comentarios:

jordicine dijo...

Yo no le pondría un 10 porque considero que nada es perfecto. Partiendo de esta premisa, para mí 'Toy story 3' es la mejor película del año, LA MEJOR. Sólo 'Origen' se le acerca, y no mucho. Además, emociona y esto no es fácil. Me cayeron las lágrimas y, cuando llegué a casa, busqué mis juguetes de niño. Los fotografié y publiqué la foto en el blog, junto al comentario de la película. Miro atrás y no recuerdo un título que esté a su altura. Me alegra coincidir contigo, ÁLVARO. Un abrazo.

garbi24 dijo...

Jo la vaig veure en 3D i és la única cosa que li vaig trobar com a fallo, doncs en tota la duració de la peli tant sols uns quinze minuts hi han efectes 3D i no és que siguin per tirar cohets. De la peli només dir que és bestial i per a totes les edats

_MeiA_ dijo...

Mira... només et puc dir una cosa: MAMÓN!!!

Com pot ser que l'hagis vista sense mi??? avui n'haurem de parlar...




:)

òscar dijo...

Em va agradar moltíssim, no sé si per acabar concedint-li el 10 però quasi.

Una joia, potser més ben tallada que Up però ... aquells vuit primers minuts de Up són dels que mai no s'esborren.

Álvaro dijo...

jordicine: El haberle dado un 10 no significa que crea que es perfecta, sino porque los cánones y criterios sobre los que evalúo una película y, sobretodo, lo que busco en ella, se han cumplido absolutamente todos. Es decir, esta tercera parte tiene todo aquello que yo pido en una película. De ahí que no haya ni dudado en darle tal nota. Y Orígen... pronto, esta semana o la que viene como más tardar, que no quiero acabar el año sin verla.

garbi: Sempre he pensat que el 3D és una moda passatgera, però una moda amb la que s'estan "cebant" amb els espectadors que tenen criatures. Fer 3D per poder cobrar més diners a l'entrada, encara que aquest 3D ni estigui buscat, ni s'hagi concebut com a tal, ni tampoc aporti res a la història.

Meia: Mamona tú. Ara te la perdràs... I això fins... Ja vurem. En parlarem a veure què. :P

Òscar: Es que qui ens havia de dir al veure "Up" que en tan sols 8 minuts (o 10, o 15, els que fossin) estariem amb la llàgrima als ulls? Fabulós inici.