11 de abril de 2011

Crítica (VIII): Salidos de cuentas

Menudo mes llevamos los yonkis del consumismo DVD/BDeril con el montón de ofertas que nos están brindando las distribuidoras. A día de hoy ya cuento con más de 600 blu-ray's en mis estanterías y todo indica a que la cantidad subirá y subirá. Ya me veo acudiendo al imperio Ikea a por otra estantería Billy con sus dos baldas suplementarias, off course. Pero bueno, que las disfruto (disfrutamos) muchísimo, así que no hay queja posible. Y entre las adquisiciones de mi último asalto está la última película de Todd Phillips (hasta que salga Resacón 2 ¡Ahora en Tailandia!): Salidos de cuentas, la cual hemos visto con mi pareja esta misma tarde. ¿Sensación? Agridulce.

Phillips, director de películas como Aquellas juergas universitarias o Road Trip, dejó el listón muy alto con Resacón en Las Vegas, una película que puso de acuerdo tanto a la crítica como al público, y que hizo que muchos volviésemos a confiar en las comedias. En este caso el resultado no ha sido tan satisfactorio, y eso que los actores protagonistas invitaban a disfrutar al máximo del film: por un lado Robert Downey Jr., y por el otro Zach Galifianakis. Eso sin tener en cuenta a algunos secundarios como Michelle Monaghan (como esposa encinta de Downey Jr.), Juliette Lewis (como una "traficante" de marihuana), o Jamie Foxx (ejerciendo del mejor amigo de Downey).

Photobucket

Con todo este plantel, nos sumergimos en una mezcla de road-movie con toques de buddy-movie en la que nuestros dos protagonistas deberán llegar a Los Ángeles para que Peter Highman (papel que interpreta Robert Downey Jr.) pueda asistir al nacimiento del que será su primer hijo. Pero está claro que el viaje no será nada sencillo, y que durante el trayecto se sucederán los enredos y los despropósitos que harán que éste pierda los nervios en más de una ocasión.

El mayor acierto del film es hacer congeniar dos personalidades muy distintas, gracias a lo cual surgen muchísimas situaciones que provocan la sonrisa del espectador, pero por desgracia éstas no se llegan a explotar del todo, con lo cual la carcajada no llega a producirse. Y es una pena, dado el talento de la gente implicada.

Photobucket

Pero sin duda, el principal "error" de la película (siempre a mi modo de ver, claro) es la inclusión del factor "dramático", que es el de las cenizas del padre. Asistir a una escena hilarante, y que, acto seguido, el protagonista se derrumbe ante la falta paterna provoca un corte brusco en el devenir de la película. Eso sí, la película deja para la posteridad escenas como la doble masturbación en el coche (los que la hayáis visto ya sabréis a cual qué me refiero).

Total, que estamos ante una comedia sin más pretensiones que las de entretener, con un argumento solvente pero mil veces visto, y con una pareja protagonista muy efectiva (a la que hay que sumar la participación de Sonny, el perro). Entretenida sin más, para pasar la tarde.

Nota: 5,75


Título original: Due date
Año: 2010
Duración: 100
País: Estados Unidos
Género: Comedia
Director: Todd Phillips
Guión: Alan R. Cohen, Alan Freedland, Todd Phillips, Adam Sztykiel
Música: Christophe Beck
Reparto: Robert Downey Jr., Zach Galifianakis, Jamie Foxx, Michelle Monaghan, Juliette Lewis, Danny McBride, RZA, Matt Walsh, Brody Stevens...

3 comentarios:

garbi24 dijo...

una nota molt baixa per el resó que va tenir....jo no l'he vista

_MeiA_ dijo...

Passable... I de comèdia en té poc. I a sobre et fa sentir molt malament perquè es passen molt amb el pobre Sony i amb el seu amo!

magazine.cat dijo...

No l'he vista, no puc opinar!

Salutacions des de Lleida.